viernes, 25 de marzo de 2016

Cenital, Emilio Bueso



"Sobrecoge la intensidad de la negrura natural que se despliega por las noches 
en ausencia total de luz eléctrica, de contaminación lumínica, 
en varios cientos de kilómetros a la redonda. La espesura de la oscuridad
 postcenital no sólo dejará huella en la historia de la humanidad, sino también
 en la memoria de aquellos que lleguen a verla, porque se trata de 
tinieblas que no son como cuando se apagan las luces, 
son como cuando uno se queda ciego del todo."

Con la ingente cantidad de libros que hay por leer, no es necesario seguir adelante con un libro que tras 50-100 páginas no te llama la atención. Afortunadamente, Cenital me pilló en el último momento, justo cuando pensaba que no era para mí y es por ello, el traeros hoy esta reseña de un libro que me hizo reflexionar en cosas en las que apenas me he parado a pensar en los últimos años.

La historia nos lleva esta vez a Cenital, una pequeña población postapocalíptica, de las últimas que quedan en pie tras el colapso de la civilización moderna allá por el 2008. Encabezada a regañadientes por Destral, es uno de los últimos vestigios de la humanidad, una pequeña comunidad autosuficiente pero asolada por la constante amenaza del hambre, enfermedades y otros grupos de individuos que ante el desamparo de una tierra yerma, se dedican a cazar la última fuente de alimentación viva… los humanos.

Cenital nos muestra una visión pesimista hasta decir basta de lo que el futuro nos aguarda en cuanto la madre naturaleza deje de proporcionarnos los combustibles fósiles necesarios para sostener nuestro actual modo de vida. De forma un tanto brusca, el mundo se sumerge en un declive sin paragón, en una nueva Edad Oscura y todo por la falta de recursos agotados por nuestras continuas ansias de consumo. Al despertarnos un día ya no hay ni luz, ni agua corriente, nada más que la agonía y el hambre.

Emilio Bueso

La novela nos conciencia de algo inminente, un futuro para nada improbable que está a la vuelta de la esquina. Aunque claro, todo contado con un tono un tanto exagerado para acentuar el dramatismos y adentrarnos de lleno en la trama de Cenital. En esta ocasión, el estilo narrativo de Bueso se hace muy notable; ese todo ácido y pesimista con el que me había familiarizado en su anterior novela redobla sus fuerzas, salvo que en ocasiones entre los constantes interrogantes que plagan en libro, se vuelve un tanto ambiguo.

Pasado y presente se alterna para mostrarnos las catastróficas consecuencias que implican acciones diarias tan nimias como coger el coche para ir a trabajar. La narración, lejos de ser lineal,  se divide entre los pasajes del blog de Destral, previos al Hundimiento y la situación actual de la ecoaldea Cenital. Entre capítulo y capítulo, el autor inserta fragmentos de discursos y datos por los cuales merece la pena abrir el explorador de Google, que aportan un elemento sólido y real a la historia, un anclaje estable que lo convierte en un libro difícil de digerir.

Aunque un tanto tediosa por la caótica estructura narrativa, la acción bien distribuida junto al escenario que parecía salido de una película de zombis, sin zombis claro está, la historia me ha llevado a un territorio desconocido para mí y que os invito a experimentar de la mano de Emilio Bueso.


ISBN: 9788415065265
Editorial: SALTO DE PÁGINA
Nº de páginas: 288 págs.


¿Os atrevéis?



jueves, 24 de marzo de 2016

El embarazo de mi hermana, Yoko Ogawa




No es de extrañar, teniendo en cuenta que el título en japonés venia a ser algo así como Diario de una embarazada, que el libro que hoy os traigo haya sido todo un éxito entre las futuras madres del país nipón. Yoko Ogawa estaba entre mis pendientes desde hacía tiempo y decidí empezar a conocer su obra justo por este libro, de aspecto tan inocente en un primer momento. Poca fue mi sorpresa al darme de lleno contra él. Sin más preámbulos, allá vamos con la reseña.

El libro se centra en dos hermanas y da comienzo cuando la mayor anuncia que está embarazada. Su hermana pequeña, ante el desconcierto que le produce tal noticia, decide llevar un diario donde anota todos los pequeños cambios que experimenta su hermana durante el embarazo. La historia nos presenta así a dos figuras extrañas que desconocen siquiera el sentido del enhorabuena, dos personas cuya soledad e inopia emocional la autora exprime en cada página del libro. Tal es el miedo y la angustia que les produce la nueva vida que está en camino que sus personalidad dan una vuelta de 180º.

 La autora nos muestra a una hermana mayor medio neurótica, cuya carencia de afecto, de emociones hacia el nonato nos deja con un regusto amargo. Por otro lado, tenemos a la hermana menor, nuestra narradora aquí, que aunque por un lado intenta adaptarse a las excentricidades de su hermana debido a su estado, le prepara casi a diario mermelada de pomelos...sazonada con un fungicida venenoso. El tono empleado aquí, con cierta pasividad, como quien observa romper el agua a hervir, nos desvela los cambios cada vez más drásticos de las dos hermanas. Todo nos lleva a un final abrupto, viscoso y desagradable.

Yoko Ogawa


A ratos suelo encontrarme con libros cuya valoración se me hace muy difícil, y este fue el caso de este libro. Todavía no se si me ha gustado o no, sin embargo valoro la facilidad que tiene la autora de retorcerte las entrañas, de hacerte pasar angustia a ratos con aquello que estás leyendo. Tiene un estilo que la hace única, una mezcla desconcertante a la vez que adictiva que te impide soltar el libro por muy mal que lo pases.

Por todo ello, Yoko Ogawa fue todo un acierto por mi parte, desde luego una autora que os invito a conocer y con la que sin duda me queda mucho camino por delante.



ISBN: 9788496601178
Editorial: FUNAMBULISTA
Nº de páginas: 128 págs.


¿Os animáis con este libro?


lunes, 14 de marzo de 2016

Lolita, Heinz von Lichberg


Había días en que los grandes ojos de Lolita me miraban tímidamente esbozando una pregunta muda y noches en que la veía romper en sollozos de desconsuelo. Por aquel entonces no pensé nunca en marcharme. El Sur me tenía preso, y Lolita.”

Poca fue mi confusión al encontrar este libro en la biblioteca de una amiga. ¿Una lolita anterior a la famosa nínfula de Nabokov? Sabía que tenía que leerme tal libro para salir de dudas y al investigar un poco más el asunto no tardé en adentrarme en un vasto universo de opiniones contradictorias. Por eso decidí traeros hoy esta reseña de Lolita de Heinz von Lichberg.

El relato nos lleva en esta ocasión a una pequeña taberna española, donde un viajero, ansiando conocer lo que la tierra le depara, queda prendado de los encantos de la joven hija del tabernero. Pero una maldición pesa sobre todas las mujeres de su familia y es la de perder la cabeza y a culpa de ello, morir joven.

Su título original traducido al castellano como La Gioconda Maldita no es más que un atisbo a la oscuridad del estilo del autor. El tema se reduce a un amor imposible y el ardor interno despertado por una joven adolescente es el punto de partida y el único vínculo que une a estos dos escritores a lo largo del tiempo. Más allá, el estilo de tintes góticos de un autor berlinés que habría pasado desapercibido a los anales de la historia de no compartir el nombre con la otra obra del gran autor ruso.

Escrito en 1916, el relato no consta de más de veinte páginas. Se adentra en los terrenos fantasmales del mundo onírico con una atmósfera que alude a los cuentos de terror decimonónicos. Solo que en este caso el causante del terror no es otro que una niña que desata la perdición en el corazón de un hombre y cuya inocencia es el culmen de lo prohibido.

Esta no es una reseña cualquiera ya que este libro no es para cualquier lector. A pesar de su corta extensión, el relato trata en profundidad la vertiente de un amor inusual, de corte casi místico por ser el causante de tal excitación emocional una niña. Lo dejo aquí, atesorando todo aquello que he experimentado durante la lectura para próximas referencias.

ISBN: 9788496601000
Editorial: FUNAMBULISTA
Nº de páginas: 72 págs.


¡Felices lecturas!


domingo, 13 de marzo de 2016

Própositos literarios 2016: Tu blog en libros

Buenas lectores,

Por fin os traigo mis propósitos literarios para este nuevo año, aunque con un poco de retraso en vista de que todavía sigo sin un portátil propio y que tenga que usar el de mis amigos para publicar en este blog. En vista del estrepitoso fracaso del año pasado por causas ajenas a la lectura, he decidido este año moderar mis hábitos lectores para no volver a llevarme el chasco. Por tanto, este año intentaré abstenerme en apuntarme a la locura de retos que salen cada dos por tres en este mundo blogger. 

Este año tan solo participaré en dos retos:Tu blog en libros de Neus de Sin libros no soy nada y el reto de Goodreads.

El reto Tu blog en libros, consiste como ya muchos sabéis en completar las letras del nombre de tu blog con los títulos, autores y sagas que vayáis leyendo a lo largo de 2016. Las reglas son claras y sencillas: 

Primera vez: título del libro. 
Segunda vez: apellido del autor. 
Tercera vez: nombre de la saga. 
Cuarta vez: género literario. 


U
N

L- Lolita, Heinz von Lichberg
E- Embarazo de mi hermana (el), Yoko Ogawa
C-Cenital, Emilio Bueso
T-Tormenta, Jay Kristoff
O
R

C
O
N
T- Tsutsui, Yasutaka
E
M
P
O
R- Russ, Joanna
Á
N
E
O


Dicho esto, no se puede emplear el mismo libro para rellenar todas las categorías, hay que intentar usar uno para cada. Es uno de los retos que más me han gustado desde que me he aventurado por estos lares por lo que os animo a que participéis.

 ¡Allá vamos!

sábado, 5 de marzo de 2016

Diástole, Emilio Bueso




"Comprendes que tu mala cabeza viene de familia cuando te das cuenta 
de repente que estás haciendo las mismas tonterías que hicieron 
tus antepasados directos y que, para colmo,
 tú las estás haciendo todavía más gordas."

Hacía muchísimo tiempo que había incluido a Emilio Bueso en mis planes de lectura, sin embargo, nunca encontraba un momento adecuado para empezar a leer sus obras. Puede que no sea un autor conocido a nivel internacional, pero dentro del conglomerado tan dispar que forman los blogs españoles, había encontrado muchas opiniones positivas. Quedaba por supuesto elegir una obra que me permitiese acercarme a este autor, y dado mi apego hacia la literatura vampírica, no pude pasar por alto el libro que hoy os traigo.

En Diástole conoceremos a Jérôme, un pintor caído en desgracia, que solo consigue mantenerse a flote gracias a las puntuales dosis de heroína o cualquier cosa alucinógena que tenga a mano. Durante uno de sus viajes a bordo de las drogas, recibe un encargo para retratar a Iván, un señor de procedencia rusa cuya simple presencia le produce escalofríos. La única exigencia de Iván es una sesión de posado durante cuatro noches, a altas horas de la madrugada, cuyo resultado debe ser un único retrato. Poco a poco la historia nos revelará la verdadera identidad de Iván junto a las vivencias del pintor.

Sí, esta es una historia de vampiros por si la portada no lo ha dejado claro. Siento decepcionaros, pero aquí no encontraréis al vampiro adolescente capaz de robaros las bragas. Y doy gracias de que así sea. En este libro, Bueso ha conseguido captar los principales elementos del relato gótico para darle una nueva apariencia, cuyo resultado se reduce a esta pequeña y deliciosa novela de terror. El hilo argumentativo es una constante montaña rusa; a ratos nos envuelve la desgracia y mala vida del pintor, sus sueños rotos y lo que podría haber sido, y al momento siguiente, caemos en picado en el relato de Iván, cuyo pasado nos absorbe y contamina por igual. Pero si hay algo que destacar de este libro, no es su argumento, sencillo pero eficaz, sino el estilo del autor, la manera en la que sus palabras parecen envolverte en una espesa manta. Abundan las metáforas en este estilo tan único. Cortante en ocasiones, bruto, algo que en más de una vez me ha recordado a Bukowski, aunque sé que no todos estaréis de acuerdo conmigo.

En cuanto a personajes, me gustaría destacar a Iván, nuestro vampiro predilecto, sin el cual no creo que habrá historia que contar, de ahí la relevancia que tenga en este libro. Cruel, despiadado e inmortal, el mito hecho carne, cuya vida contada durante las sesiones de posado, estoy segura que os gustará.

Emilio Bueso


Estoy casi segura de que este libro podría haber dado para mucho más. Tal vez perfilar un poco más el personaje de Jérôme, tal vez un poco más de acción y algunos otros elementos que deja a la intemperie, sin indagar demasiado en ello, como por ejemplo la mansión donde transcurre la mayor parte del relato. Con todo, es una obra a tener muy en cuenta del autor, ganadora del premio Celsius en 2011.

"Porque soy el mejor en lo mío, aunque no sea nada agradable.
 Soy pintor. De los caóticos. De los buenos. De los yonquis. 
De los malditos."


Por una narración excepcional que personalmente he disfrutado al máximo, por un estilo decadente y sucio, por que es un buen libro, os lo recomiendo encarecidamente.


ISBN: 978-84-15065-07-4
Editorial: Salto de página, colección Púrpura
Nº de páginas: 240 págs.

¿Y vosotros? ¿Conocéis a este autor?



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...