martes, 23 de febrero de 2016

El viejo y el mar, Ernest Hemingway


"Decía siempre la mar. Así es como le dicen en 
español cuando la quieren."

Hay autores que marcan un antes y un después en la literatura y otros que caen en el olvido bajo una fina película de polvo. Ernest Hemingway, uno de los muchos viejos chiflados  cuyas obras caen de vez en cuando en mis manos, es uno de los autores que no solo marcó una generación sino que sobrevivió al paso del tiempo para volver a la vida en cada libro suyo, cada frase, cada palabra. Por fin ocupa el lugar de honor que se merece en esta pequeña biblioteca virtual. Hoy os traigo una de sus obras más conocidas: El viejo y el mar.

La obra nos traslada a una costa latina. El olor a salitre impregna cada una de las páginas de esta breve elogía a la vida humana, al constante esfuerzo por seguir adelante cuando todo el universo parece confabular en nuestra contra. Santiago, un viejo pescador curtido en mil batallas contra la madre naturaleza, lleva más de tres meses sin lograr pescar nada. Poco a poco, día tras día, sin volver a la costa con nada más que sus aparejos, va perdiendo la reputación labrada en otros tiempos con sudor y esfuerzo. Incluso su único aprendíz, Manolín, le abandona a órdenes de su padre. Hasta que el día menos esperado consigue por fin una enorme captura. El verdadero desafío da comienzo ahí.

Ernest Hemingway


Este corto relato llevó a Hemingway a ganar el premio Pulitzer en los años 50 y pronto después el Nobel y, la verdad, no es de extrañar. Mediante un lenguaje sencillo y una narración lineal, el autor nos cuenta las vivencias de Santiago, las penurias que ha de pasar y el amor que le profesa a una de las fuerzas más temibles de la naturaleza, el mar.  Nada de la artificiosidad y el estilo tan denso, característica innegable del autor.  Logra conmovernos, a llevar nuestras fuerzas al límite junto a Santiago, a abrasarnos bajo la opulencia del sol y sin darnos cuenta, en tan solo un instante nos atesta la más cruel puñalada, cuando el mar nos traiciona y roba toda esperanza. Ya con el corazón hecho trizas, nos susurra al oído que nada en esta vida se parece a ese bonito cuento que nos llevan siglos contando. El esfuerzo no siempre tiene su recompensa, las cosas malas pasan a hombres buenos y no hay nadie a quien rendirle cuentas, salvo el destino, la naturaleza, elementos inestables fuera de nuestro alcance. Pero lo más importante de todo es que hay que esforzarse, a pesar de que no todo vaya a salir bien.

"De una manera u otra todos matan a todos.
 Pescar me mata en la medida en que me tiene vivo."

Por todo aquello que no he logrado expresar en esta pobre reseña, por el cúmulo de emociones a punto de desbordar que deja atrás esta lectura, por la carga enorme que aúna en tan pocas páginas, os lo recomiendo encarecidamente.



ISBN: 9788499089980
Editorial: Debolsillo
Nº de páginas: 208 págs.

 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...