sábado, 5 de marzo de 2016

Diástole, Emilio Bueso




"Comprendes que tu mala cabeza viene de familia cuando te das cuenta 
de repente que estás haciendo las mismas tonterías que hicieron 
tus antepasados directos y que, para colmo,
 tú las estás haciendo todavía más gordas."

Hacía muchísimo tiempo que había incluido a Emilio Bueso en mis planes de lectura, sin embargo, nunca encontraba un momento adecuado para empezar a leer sus obras. Puede que no sea un autor conocido a nivel internacional, pero dentro del conglomerado tan dispar que forman los blogs españoles, había encontrado muchas opiniones positivas. Quedaba por supuesto elegir una obra que me permitiese acercarme a este autor, y dado mi apego hacia la literatura vampírica, no pude pasar por alto el libro que hoy os traigo.

En Diástole conoceremos a Jérôme, un pintor caído en desgracia, que solo consigue mantenerse a flote gracias a las puntuales dosis de heroína o cualquier cosa alucinógena que tenga a mano. Durante uno de sus viajes a bordo de las drogas, recibe un encargo para retratar a Iván, un señor de procedencia rusa cuya simple presencia le produce escalofríos. La única exigencia de Iván es una sesión de posado durante cuatro noches, a altas horas de la madrugada, cuyo resultado debe ser un único retrato. Poco a poco la historia nos revelará la verdadera identidad de Iván junto a las vivencias del pintor.

Sí, esta es una historia de vampiros por si la portada no lo ha dejado claro. Siento decepcionaros, pero aquí no encontraréis al vampiro adolescente capaz de robaros las bragas. Y doy gracias de que así sea. En este libro, Bueso ha conseguido captar los principales elementos del relato gótico para darle una nueva apariencia, cuyo resultado se reduce a esta pequeña y deliciosa novela de terror. El hilo argumentativo es una constante montaña rusa; a ratos nos envuelve la desgracia y mala vida del pintor, sus sueños rotos y lo que podría haber sido, y al momento siguiente, caemos en picado en el relato de Iván, cuyo pasado nos absorbe y contamina por igual. Pero si hay algo que destacar de este libro, no es su argumento, sencillo pero eficaz, sino el estilo del autor, la manera en la que sus palabras parecen envolverte en una espesa manta. Abundan las metáforas en este estilo tan único. Cortante en ocasiones, bruto, algo que en más de una vez me ha recordado a Bukowski, aunque sé que no todos estaréis de acuerdo conmigo.

En cuanto a personajes, me gustaría destacar a Iván, nuestro vampiro predilecto, sin el cual no creo que habrá historia que contar, de ahí la relevancia que tenga en este libro. Cruel, despiadado e inmortal, el mito hecho carne, cuya vida contada durante las sesiones de posado, estoy segura que os gustará.

Emilio Bueso


Estoy casi segura de que este libro podría haber dado para mucho más. Tal vez perfilar un poco más el personaje de Jérôme, tal vez un poco más de acción y algunos otros elementos que deja a la intemperie, sin indagar demasiado en ello, como por ejemplo la mansión donde transcurre la mayor parte del relato. Con todo, es una obra a tener muy en cuenta del autor, ganadora del premio Celsius en 2011.

"Porque soy el mejor en lo mío, aunque no sea nada agradable.
 Soy pintor. De los caóticos. De los buenos. De los yonquis. 
De los malditos."


Por una narración excepcional que personalmente he disfrutado al máximo, por un estilo decadente y sucio, por que es un buen libro, os lo recomiendo encarecidamente.


ISBN: 978-84-15065-07-4
Editorial: Salto de página, colección Púrpura
Nº de páginas: 240 págs.

¿Y vosotros? ¿Conocéis a este autor?



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...