domingo, 11 de octubre de 2015

El café de los corazones solitarios, Milly Johnson


“Nunca somos tan vulnerables como cuando confiamos en el otro, pero si no confiamos jamás encontramos el amor. Abre el corazón, Shaun. Y da.”

Para empezar esta reseña, horas después de haber acabado este libro, mientras sus palabras siguen chisporroteando enérgicamente en mi cerebro, he necesitado más de una taza de té para ofrecer una opinión lo más sensata posible. La principal razón es que nunca había imaginado que este tipo de lectura me gustaría y aun así, disfruté muchísimo. Por ello, hoy os traigo El café de los corazones solitarios de Milly Johnson.

Este es el libro más ñoño que he leído hasta el momento. Tras desahogarme y soltar tal burrada, solo os diré una cosa… ¡Leedlo! Leedlo y difundidlo por el mundo porque no creo que haya persona que no se deje conquistar por él. Contiene dosis justas de esperanza e ilusión en que no todo lo malo es tan malo y que eso no tiene por qué ser el final de todo.

La vida de los personajes que aquí conoceremos no siempre ha sido de color rosa. Algunos han vivido la mayor parte de ella en internados, otros, experiencias traumáticas que les ha impedido encontrar la felicidad o a seguir adelante. Como centro de todas estas historias tumultuosas tenemos un precioso café literario, El café de la esquina, que poco a poco, pisado su umbral, se convierte en el eje gravitatorio del libro. Allí es donde sus heridas empezarán a sanar gracias a  la buena compañía, la amabilidad y los riquísimos dulces preparados por la dueña. 

Aunque la historia en si no sea más que otra bonita tarta de fresa con un final tipo “vivieron felices y comieron perdices”, lo que más me gustó fue el desarrollo paulatino de los personajes, sobre todo, por su realismo. Son personas actuales, cuyas vidas pasadas repercuten todavía en su forma de ser, personajes rotos y pegados a posteriori con cola barata, que viven su vida como pisando una fina capa de hielo, que en cualquier momento se puede romper y revelar sus oscuros pasados. Muchos han conseguido ganarse mi corazón casi al instante, pero en general, todos luchan por lo mismo: superar todos los obstáculos que la vida les pone por delante.

Del estilo de la autora, poco puedo decir, ya que al adentrarme en la historia este fue relegado prácticamente a un segundo plano. Es un estilo ligero y fluido, desprovisto de cualquier adorno innecesario, que te permite avanzar en la historia casi sin pausa, siempre con la buena compañía de las sorpresas que les depara el futuro a los personajes.

Eso sí, disfruté muchísimo con las incontables referencias a los clásicos ingleses que los personajes hacen constantemente, sobre todo durante sus charlas en el café. Todos sienten un amor reverencial por personajes ya casi olvidados de la literatura, y por ello nos revelan trocitos de historias en un intento de despertar nuestra morbosa curiosidad y nuestro afán de lectura. Es, sin duda, una de las lecturas más entrañables que he leído últimamente,un libro tan tierno y acogedor como el café donde transcurre gran parte de esta historia.

“Nunca es demasiado tarde para protagonizar un final feliz.”

Por su calidez, por sus personajes tan realistas, por el buen sabor de boca que nos deja al acabar su lectura y por la embriagadora sensación de tranquilidad que nos transmite, es el libro perfecto para disfrutar junto a una taza de té caliente en estas fechas tan otoñales.
¡Feliz lectura!

ISBN: 9788492915675 (Tapa blanda)
Editorial: Umbriel
Nº de páginas: 480 págs.

¿Y vosotros? ¿Os animáis?


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

6 comentarios:

  1. Este tipo de libros son los que me viene perfectos para un café, una manta y una buena tarde de lluvia. Creo que me encantará, por lo de las referencias a clásicos y los personajes realistas. Me lo apunto!
    Por cierto, vengo de la iniciativa Blogs Asociados, te sigo!
    Un beso :3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy segura que de vas a disfrutar muchísimo con el.

      Un saludo^^

      Eliminar
  2. Estos libros sencillos y amenos son geniales para tardes frías de invierno. Además, la portada es muy bonita jiji

    Un beso

    ResponderEliminar
  3. ¡Oh, dios mío! Me he enamorado de la portado, es demasiado bonita. Estoy un poco ñoña, la verdad, así que puede que me anime y me lo lea, necesito una dosis más de ñoñería. Soy muy fan de esta frase: “Nunca es demasiado tarde para protagonizar un final feliz".
    ¡Muy buena reseña! He encontrado este blog gracias a una amiga, así que ya tienes una nueva seguidora.
    ¡Un saludo! ♥♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La portada es preciosa y mira que no suelo fijarme en esas cosas, pero esta me gustó mucho.
      ¡Bienvenida, guapa! <33333

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...