domingo, 6 de septiembre de 2015

Juego de tronos, George R. R. Martin


“Frio, duro y cruel. Así es el Muro, y así son los hombres que lo patrullan. Nada que ver con los cuentos que te contaba tu niñera.”


  Antes de siquiera nacer la serie, Juego de tronos ya había forjado su reputación entre los lectores más ávidos del género de la fantasía épica. Tenía pendiente su lectura desde hacía bastante tiempo, pero por alguna razón, nunca conseguía ponerme al día con esta saga. Gracias al pequeño descanso que he tenido estos meses, por fin os traigo esta reseña.

En esta primera entrega de la saga Canción de hielo y fuego, nos situamos en Poniente, continente donde tiene lugar la mayor parte de la historia, cuyos siente reinos se encuentran bajo el mando del rey Robert Baratheon, el Usurpador. Aquí, nos centraremos en la familia Stark, casa gobernante de Invernalia, un territorio donde la crudeza de los inviernos salpica las canciones de los bardos y que es cuna, al mismo tiempo, de historias tenebrosas y héroes legendarios. La apacible vida de esta noble familia se ve perturbada por la llegada del mismo rey, viejo amigo del actual señor de Invernalia, Eddard Stark, cuya petición le obligará a aceptar el cargo de Mano del rey y abandonar su cálido castillo y sus fríos dominios por los peligros de Desembarco del Rey, actual capital de los siete reinos y antigua morada de dragones.

Lo primero que nota el lector al embarcarse en esta lectura, es, sin duda, la abrumadora cantidad de nombres, personajes y lugares que el autor teje con maestría, para dar vida al maravilloso mundo al que nos enfrentamos. Pero a medida que avancemos, fácilmente vamos a superar este leve obstáculo.

Cada capítulo lleva el nombre del personaje en el que se centra, aportando así una visión completa de toda la acción que comprende la trama de este libro y ayudándonos a seguir el hilo de cada historia. La elegancia de la prosa de Martin es otro elemento que contribuye a amenizar la lectura y a aportar fuerza, junto a las descripciones, la piedra angular del estilo de este autor, que son la guinda del pastel.

Los elementos más destacables en una obra de la envergadura de Juego de tronos, son sin duda la magnífica ambientación y los propios personajes. Partiendo de las premisas más básicas de un mundo medieval, cuyos elementos todos conocemos, y añadiendo escamas de dragones, un pasado de héroes y mitología, entrevisto solo a medias y, sobre todo, la eterna disputa por el trono entre las distintas casas rivales de Poniente, el autor logra crear un mundo único y lleno de contrastes.

Los juegos de luces y sombras son eternos, el hielo y el fuego enzarzados en una danza sin fin; los personajes, lejos de caer en estereotipos, muestran diversas facetas que nunca hay que tomar a la ligera. Una pequeña advertencia, que tal vez ya conozcáis: no hay que encariñarse demasiado con los personajes. Nos pueden deparar demasiadas sorpresas y la muerte siempre está a la vuelta de la esquina.

Aunque es un libro que no muchos se atreven a leer por su longitud (cuyo número de páginas asciende en cada entrega de la serie), lo que sí hay para todos los gustos es la impresionante cantidad de personajes, cuya presencia sea breve o no, aportan detalles únicos y dotan de una densidad narrativa que no se debe tomar a la ligera. Poniente es un lugar sangriento y cruel, en el que la diplomacia juega un papel fundamental en el desarrollo de los acontecimientos, territorio donde estos personajes deberán enfrentarse a peligros, traiciones y enemigos, y se verán envueltos sin remedio, en la eterna disputa por el Trono de Hierro.

“Cuando se juega al juego de tronos sólo se puede ganar o morir. No hay puntos intermedios.”  

Por una trama sólida y sorprendente, por los toques de la prosa sublime de George R. R. Martin, por el placer que supone una lectura de calidad, este es uno de los libros fundamentales de la literatura épica, digno de un puesto de honor en nuestras estanterías. No puedo describir la emoción que supone leer este libro, lo mucho que he disfrutado con él, a pesar de que las mismas descripciones tan fundamentales en el estilo de este autor, en ocasiones se vuelven tediosas, sobre todo en cuanto a la vestimenta de los personajes. Este es un libro más que recomendable y os animo a que vosotros también lo comprobéis por vuestra cuenta.


Saga: Canción de hielo y fuego
Editorial: GIGAMESH
ISBN: 9788496208926
Nº de páginas: 800 págs.



¿Y vosotros? ¿Os habéis atrevido ya con esta monumental saga?





Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

2 comentarios:

  1. Por supuesto! Estoy esperando ansiosa a que salga ya Vientos de invierno, el sexto libro de la saga! Me encanta...soy una gran fan de Cancion de hielo y fuego y de George R.R.Martin! Me encanta tu blog por cierto ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias XD Tengo unas ganas terribles de seguir con la saga pero la falta de tiempo, mi eterna lucha jajaja no me deja hacer nada :(

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...