miércoles, 15 de julio de 2015

El guardián entre el centeno, J. D. Salinger

“Si de verdad les interesa lo que voy a contarles, lo primero que querrán saber es dónde nací, cómo fue todo ese rollo de mi infancia, qué hacían mis padres antes de tenerme a mí, y demás puñetas estilo David Copperfield, pero no tengo ganas de contarles nada de eso”

Así da comienzo una de las obras más aclamadas de la literatura universal,por un lado y polémica, por el otro. Publicada en los años cincuenta y tachada en aquel tiempo de vulgar, llegando incluso a ser prohibida en algunos colegios estadounidenses, la novela de Salinger aun hoy ocupa un lugar destacado en bibliotecas de todo el mundo y ello se debe únicamente a su brutal actualidad. Su presencia en mis estantes ha sido inevitable, por lo que hoy os traigo una de las obras cumbre de la literatura contemporánea.

El joven Holden Caulfield es expulsado por enésima vez de un nuevo colegio al cual tampoco consigue adaptarse. En un tono sincero y ácido al mismo tiempo, nos relatará sus vivencias en el Nueva York de la época, enfrentándose a sus propios fracasos y a las normas de una sociedad tradicional que nos llevará a entender lo que hay más allá de esa apariencia de adolescente despreocupado.

Tal vez esta sea una de las reseñas que más me ha costado plasmar sobre el papel hasta el momento y no es precisamente por la prosa brutal, escueta que, en ocasiones, raya en lo vulgar de Salinger y tampoco por el trama casi nula, sino por todo aquello que hay más allá de las palabras, todo el trasfondo moral que solo asoma entre líneas.

Desde la perspectiva de un adolescente impotente ante el paso del tiempo, obligado a cruzar el umbral de la madurez por los adultos que le rodean, a vestir en definitiva un traje que le queda demasiado grande, recorremos las páginas de un libro cuyo objetivo parece ser hacernos ver el culmen absurdo que hemos de alcanzar en la madurez.

El protagonista que ansía huir de todo cuanto le rodea, rebelándose ante un mundo que suprime y ahoga la tímida inocencia e ilusión que solo pueden albergar los niños, decide inconscientemente convertirse en su protector o por lo menos, intentar proteger a su hermana pequeña del cruel mundo que empieza a abrirle los ojos. Así es como me ha ganado Holden y poco a poco me ha trasportado a aquella tumultuosa adolescencia. Gracias a la cercanía del relato en primera persona fue imposible no identificarse con el protagonista y al igual que él, volver a sentirme perdida en un mundo que no se ajustaba en absoluto a mi.

Una obra imprescindible sin duda que os invito a disfrutar.

“No cuenten nunca nada a nadie. En el momento en el que uno cuenta cualquier cosa, empieza a echar de menos a todo el mundo”

ISBN: 9788420674209
Editorial: Alianza Editorial
Nº de páginas: 288 págs.

¿Y vosotros? ¿Lo habéis leído ya?



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

4 comentarios:

  1. Hola!
    A mi la verdad es que no me terminó de gustar, creo que soy
    rara.
    Te sigo, me sigues?
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo entendido que a veces es difícil identificarse con el protagonista, de ahí la disparidad de opiniones sobre el libro. Será cuestión de gusto simplemente XD
      Te sigo,
      Un saludo

      Eliminar
  2. Tengo unas ganas tremendas de leerme este libro. Pero cada vez que voy a comprarlo todos los ejemplares están en muy mal estado, con roturas, y eso lo odio u_u (soy rara). De todas formas, está en mi lista de pendientes y lo leeré.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mucho ánimo! Espero que encuentres muy pronto un ejemplar que sea de tu agrado, porque de verdad, es un libro que merece la pena leerlo, aunque sea una vez en la vida.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...